Cómo despertar de un sueño lúcido

A veces, no nos sentimos cómodos dentro del mundo de los sueños, seguramente debido a una pesadilla, a veces recurrente, a veces no, que nos acecha en mitad de la noche. Otras veces, en cambio, el sueño que estamos teniendo es tan revelador que necesitamos despertar para apuntar rápidamente aquello que nuestro subconsciente nos ha desvelado. Sea cual sea tu motivo para querer despertar de un sueño lúcido, existen una serie de técnicas que podrás poner a prueba para lograr tu objetivo.

Aprende a diferenciar en qué fase del sueño te encuentras

Para aplicar los mejores trucos para despertar dentro de un sueño lúcido, primero debemos saber cuál es la fase del sueño por la que estamos pasando. Las pesadillas más comunes se dan dentro de la parálisis del sueño (que sucede cuando somos conscientes de la transición de la vigilia al sueño) y también podemos padecerlas dentro de la fase REM, que es la fase en la que más soñamos a lo largo de la noche.

Diferenciar entre la parálisis y el sueño REM es muy sencillo: ¿tienes problemas de insomnio y cuando al fin logras conciliar el sueño aparecen esas pesadillas? ¿O te has despertado a mitad de la noche y al volverte a dormir comienzan esas alucinaciones no deseadas? En ese caso, lo más probable es que estés teniendo la parálisis. En cambio, si llevas toda la noche durmiendo del tirón y te encuentras en un sueño con un argumento elaborado, con bastante seguridad te halles dentro de la fase REM.

Pesadillas durante la parálisis

Las pesadillas durante esta transición pueden llegar a ser aterradoras, sobre todo porque somos conscientes de que no estamos dormidos y aún así, somos incapaces de movernos.

Síntomas de la parálisis

Los síntomas de la parálisis del sueño dependen de la persona y del momento, aunque hay algunos recurrentes, como por ejemplo:

  • Inmovilidad
  • Alucinaciones
  • Incapacidad de hablar
  • Angustia
  • Dificultad para respirar

Consejos para despertar

Cuando aprendes a dominar a la parálisis del sueño (y que no sea ella la que te domine a ti), pueden ocurrir dos cosas: la primera, que te despiertes; y la segunda, que aparezcas de lleno en un sueño lúcido (dentro ya de la fase REM).

Controla la respiración

A pesar de que no podemos movernos durante la parálisis, sí que podemos controlar la respiración. Céntrate en inspirar y expirar lo más relajadamente que puedas, valiéndote de la respiración diafragmática. Esto ayudará a eliminar los síntomas negativos y a reducir el estrés de la situación.

Adáptate a la sensaciones desagradables

Es decir, no trates de evitarlas. Resistirnos a lo que estamos percibiendo lo intensifica. Déjate llevar por lo que estás sintiendo y poco a poco irá remitiendo.

Supera el miedo

El miedo hay que encararlo o poco a poco se irá transformando en una fobia cada vez más difícil de superar. Para ello, sigue una filosofía parecida a la del apartado anterior: no te resistas, acepta tus temores y, también, sé consciente de que no te puede ocurrir nada, por muy intenso que sea lo que estás experimentando.

Despertar del sueño REM

Síntomas

Normalmente, si dudas en qué fase del sueño te encuentras mientras estás soñando, te hallarás dentro de la fase REM dado que los síntomas de la parálisis del sueño son muy evidentes una vez los experimentas. Los signos de que te encuentras en la fase REM pueden ser:

  • El sueño tiene un argumento
  • Puedes moverte por el sueño, no estás inmovilizado
  • No notas apenas sensaciones físicas

Consejos para despertar

Para despertar de un sueño lúcido dentro de la fase REM existen una serie de trucos, algunos de la vieja escuela, que nos ayudarán en este propósito.

Pellízcate

Es un viejo truco, pero bastante efectivo. No es extraño ver cómo alguien se pellizca para comprobar si está soñando. La sensación de estarnos pellizcándonos hace que volvamos a la vigilia con facilidad.

Pestañea

Pestañear nos ayuda a mantener el control sobre el movimiento de nuestros ojos de tal forma que, si lo hacemos con la suficiente perseverancia, terminaremos subiendo los párpados en la vida real.

Focaliza tu atención en un punto

Ya sea algo que se encuentre escrito, cualquier objeto que aparezca en el sueño, cualquier cara, o un punto indeterminado en el espacio que te rodea, concentra tu atención y recréate en lo que estás viendo. Para mantenerse dentro de un sueño hay que saber dejarse llevar, si hacemos todo lo contrario, es decir, si nos ponemos a pensar en lo que estamos haciendo, estaremos forzando el despertarnos.

Vete a dormir dentro del sueño

A veces, cuando nos vamos a dormir dentro de un sueño, terminamos despertándonos. No obstante, es un truco que solo funciona a veces, ya que otras, apareces en otro sueño distinto, que a menudo, además, puedes llegar a confundir con la vigilia, ya que al despertar de esa “siesta onírica” sueles aparecer en tu propia cama, como si de un día nuevo se tratase.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *